jueves, 9 de octubre de 2014

Documento "Juntos por la Paz"


 


“Propuestas para una Convivencia en Paz”
Aportes de los Embajadores de Paz a la problemática actual


Consideramos que:

Si queremos vivir en Paz, es necesario aprender a Convivir en Paz.

Tenemos que promover la Paz, en todos los espacios públicos y privados, gubernamentales y de la sociedad civil, en donde la Convivencia sea constitutiva para el bien común, muy especialmente, familias, escuelas, colegios, universidades, en la calle, clubes, centros espirituales, hospitales, cárceles.

El buen trato y la buena convivencia son necesarios y posibles de practicar en todos los estratos sociales.

La opinión pública, los medios masivos de difusión, pueden participar y colaborar con campañas de concientización publicitarias,  gubernamentales  y privadas que propicien y alienten la fraternidad y el buen trato entre todos los ciudadanos.

El derecho a la Paz, es un Derecho de todos.

Asumimos que:

Urge promover la Paz como camino de resolución positiva y pacífica de conflictos en los distintos niveles y ambientes de vida en común y de trabajo que alivien y orienten a los niños,  a los jóvenes, a sus padres y a la sociedad toda, hacia una convivencia en Paz,

Que este camino se cristaliza en lenguajes, reconocimiento de valores,  de actitudes y conductas positivas y pacíficas, desde la infancia hasta la cuarta edad, en individuos y comunidades,

Acordamos que:

La Convivencia en Paz es la manera y forma en la que nos vinculamos en todo ámbito y lugar cuando logramos la coexistencia dinámica que propicia el desarrollo integral, personal y social de todos en la búsqueda del bien-estar de la sociedad,

Que implica el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana; (ONU 2006),

Que le corresponde a la sociedad toda, Educar para la Convivencia en Paz,

Que el principio rector de esta sana convivencia, es la Paz, que es inherente al Ser, que es a su vez  meta y camino,

Que el compromiso personal y la confianza son la fuerza generadora para lograrlo,

Que cada integrante de la comunidad cumple un rol co-imprescindible e indelegable para la construcción y educación de la convivencia en Paz, en uno mismo, en el entorno cercano, y en la comunidad global,

Que es primordial generar y propiciar un clima cálido, de alegría  y de respeto,

Que es esencial cuidar la armonía entre mente cuerpo y espíritu para sentir, pensar y obrar en integridad y humildad,

Que es necesario descubrir, enseñar y practicar nuevos métodos de análisis y superación de conflictos, a partir del dialogo constructivo,

Que somos responsables de la evolución y futuro de nuestro planeta,

Que anhelamos integrar una comunidad, sociedad, nación y planeta donde se vive con libertad y justicia, amor y respeto, perdón y reparación, dignidad e igualdad, honestidad y verdad, responsabilidad y compromiso,

Proponemos:

1) Promover el cambio de conciencia a través del compromiso personal, el poder del pensamiento creativo, la palabra sanadora y las acciones constructivas.

2 ) Comenzar cada día con un aquietamiento de la mente y del espíritu, mediante prácticas sencillas según las creencias y modos de vida de cada comunidad, algunas de usos muy antiguos y transmitidas por grandes líderes pacifistas mundiales de todas las épocas.

3) Enseñar y aprender prácticas cotidianas individuales y grupales, de respiración, relajación, oración, meditación, visualización y demás recursos y herramientas, conocidas y a descubrir, para acompañar el proceso de apropiación de actitudes más armónicas. Evolucionar desde la prevención hacia la provención de hábitos prosociales.

4) Enseñar y aprender habilidades para escuchar y expresar respetuosamente, necesidades, deseos, proyecciones, emociones y sentimientos, propios y ajenos.

5) Valorizar el dialogo constructivo,  la comunicación responsable y pacífica para  establecer  acuerdos,  comprender y mejorar las relaciones humanas.

6) Usar un lenguaje claro, armonioso y positivo, para fomentar la confianza, mejorar la predisposición de quien escucha, y elevar su autoestima.

7) Reforzar una cultura ciudadana activa y comprometida de respeto y cumplimiento  de las leyes, reglamentos y normas de convivencia, con conocimiento y pleno ejercicio de derechos y responsabilidades.

8 ) Reimpulsar de múltiples formas la importancia de cuidar, proteger y respetar, lo propio, lo ajeno y lo comunitario, para el tiempo de hoy y las generaciones que vendrán.

9 ) Promover la conciencia de unidad. Reconocer que somos parte del universo y  que lo que hacemos o dejamos de hacer, nos afecta a todos.

10) Impulsar y coordinar planes, programas y campañas de concientización, dirigidas a la promoción de la Paz.

11) Educar para la Paz con una visión sagrada de la Vida, dónde el respeto por la dignidad de todos los seres sea el fundamento axiológico esencial.

12 ) Valorar la verdad, la justicia, y el amor como pilares fundamentales para la construcción de la Paz.

El Documento “Juntos por la Paz” lleva la firma de los siguientes Embajadores de Paz:

Alberto Ivern, Alejandro Sañudo, Coral Sneider, Daniel Marcuzzi, Graciela Izaguirre, Horacio Seferche, Inés Palomeque, Enrique Carrega, María Delicia Trerotola, Marta Lescano, Maria Marta Hall y Roberto Pérez.



Equipo de Embajadores de Paz, redactores del Documento "Juntos por la Paz"

De pie: Daniel Marcuzzi, Marta Lescano , Roberto Pérez, Coral Sneider; Alejandro Sañudo,  Alberto Ivern, 
Horacio Seferche y Enrique Carrega.

Sentadas: María Marta Hall, Inés Palomeque, Graciela Izaguirre y María Delicia Trerotola





Presentación del Documento "Juntos por la Paz"




Mil Milenios de Paz y De la Convivencia a la Paz, presentaron el Documento “Juntos por la Paz”, elaborado por un equipo de 12 Embajadores de Paz, el jueves 2 de octubre en el Salón Manuel Belgrano, del Honorable Senado de la Nación.

Esta presentación, se realizó en el marco de la celebración del Día Internacional de la No Violencia, aniversario del nacimiento Mahatma Gandhi, líder del movimiento de la Independencia de la India y pionero de esta filosofía pacífica, e integró la Ronda de Paz, que promueve el Consejo de Paz de la República Argentina.

Inspirado en esa filosofía, este Documento aspira a ser un aporte para la reflexión y la práctica de la Paz en todos los espacios públicos y privados, gubernamentales y de la sociedad civil, en donde la Convivencia sea constitutiva para el bien común.

Entre sus principales premisas señala: “Si queremos vivir en Paz, es necesario aprender a Convivir en Paz, porque el Derecho a la Paz, es un derecho de todos.”

En él se expresa la importancia de trabajar en los pilares de esta convivencia, que remiten también a las tres esferas de la Bandera de la Paz, y que son fundamento de la coherencia entre el pensamiento, las palabras y las acciones para la paz, con uno mismo, con los demás y con el planeta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario